Ir a…

Ahora Cistierna

Noticias y actualidad

Ahora Cistiernaen Google+RSS Feed

18 noviembre, 2018

EL LEGADO CELTA


“El Legado Celta” es un libro de J. García Font que con datos y amenidad introduce al lector en el conocimiento más elemental de un pueblo, cuyo nombre procede de la palabra “keltoi” con que les llamaron los griegos, y que se extendieron por gran parte de Europa del norte, todo el oeste, y llegaron hasta el sur.

El período celta que mejor se conoce hoy es le denominado época de Hallstatt, y el posteriorperíodo de La Téne, ya con una cultura material que forjaba el hierro. Sus orígenes se hunden en el tiempo, pero es indudable que pertenecen al grupo de familias que se denomina, desde el punto de vista lingüístico, indoeuropeas, y está formada entre otros, por las lenguas germanas, latinas, griegas, y el sánscrito, entre otras muchas.

Decimos lenguas latinas o griegas, etc., por el hecho de que dichas comunidades lingüísticas tenían dialectos, entre los que a lo largo de su historia se acabó imponiendo uno de ellos, que es el que luego transmite la mayoría de los textos.

El libro de J. García Font es claro y sugestivo. La información que pone a disposición de los lectores vale para adentrarse más en las leyendas y mitos, en las deidades y creencias que practicaban, tanto los celtas en torno a Los Alpes, o en la Anatolia, como los que se unen a otros pueblos en la Península Ibérica y con-forman los pueblos Celtíberos. O los celtas insulares, en Irlanda, por ejemplo.

Interesante es la referencia que se hace a lo que podemos traducir como “los pueblos de la Diosa”, una Divinidad (Dana: La Diosa) que podría parecerse a Démeter y también a Ceresy a Diana. Sus mitos y prácticas religiosas son sumamente interesantes, y el tipo de sacerdocio era desempeñado por los “druidas”, asociados al conocimiento de los árboles y con el cuervo como animal totémico superior. El prefijo “dru-” significa “a fondo”, y “vid-”, (sin duda emparentado con el latín “video”, ver), quería decir “conocer”. El druida es, pues, “el que conoce a fondo”, o “el que va más allá”. Creían en la inmortalidad del alma y en la reencarnación, y no temían a la muerte.

La palabra “druida”, además, puede estar también emparentada con el término griego“dendron”, que significa “árbol”, lo que coincide con los datos que hoy se conocen. La cuestión que de todas más suele interesar, desde mi punto de vista, es la de su mitología, por un lado, y sus posibles contactos con migraciones muy anteriores a las que hoy reconoce la Historia , son o nos son anteriores en que podrían llegar hasta periodos mucho más arcaicos de los que hoy se reconocen.

Y todo ello de acuerdo con los datos que la propia Lingüística nos ofrece. Si consultan ustedes el magnífico estudio del estudioso y sabio don Francisco Rodríguez Adrados, “Historia de las Lenguas Europeas” (Madrid, Gredos, 2008), podrán comprobar que culturas pre-indoeuropeas persistieron mucho tiempo en zonas del Mediterráneo, y oleadas de pueblos de esa familia de lenguas que son los indoeuropeos hubo varias, de las que tres están muy bien documentadas. ¿Son los “pueblos de la Diosa”, ( “Thuata da Dana” ), una referencia al más allá, o la persistencia de una etapa, puede que pre-céltica y anterior al último Neolítico, de tipo matriarcal? Son muchas las cosas que nos quedan por saber de quienes nos precedieron en esta vida y estas tierras, y como dice el refrán latino, “ars longa, vita brevis”. Pero todo se andará. El libro es, como digo, de gran interés por la cantidad de cosas que sugiere y los datos y referencias a otros libros y autores que proporciona.

Autor.- J. García Font

Título.- El Legado Celta

Edita.- mra. Creación y Realización Editorial, S. L. Barcelona, 1998

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *